Con el resultado de 36 votos a favor y 42 votos en contra de la destitución de este gobierno, los diputados, como era de esperarse, burlándose de las demandas de un pueblo que viene soportando la desidia criminal de una nefasta política sanitaria y económica, una vez más, se pone de lado de la corrupción y la mafia y evita, momentáneamente, que el gobierno, de una vez por todas se vaya como lo exige el pueblo.

Este anunciado resultado de las votaciones, en la cámara de diputados, sobre el juicio político al presidente Mario Abdo Benítez y a su vice presidente Velázquez, confirmó, una vez más, el “modus operandi” y cómo actúa la “solidaridad” entre los sectores mafiosos, cuando se trata de salvar sus intereses, ante el peligro de que la rabia popular arrase con todos ellos.

A pesar de que el “salvataje” representa un desenlace esperado y lógico en las negociaciones y repartijas del poder, especialmente las que impone el mafioso sector cartista, el resultado exacerbó aún más los ánimos y la indignación del pueblo, que lleva 13 días movilizado y protagonizado especialmente por los jóvenes quienes están al frente de esta heroica lucha y los campesinos y trabajadores que acompañan y se han sumado con más decisión en los últimos días en distintos puntos del país.

No contentos con esta nueva burla al pueblo trabajador, el gobierno ordena, una vez más, una brutal represión en contra de los manifestantes, quienes nuevamente, como en ocasiones anteriores, han sufrido heridas de balines, contusiones y golpes por parte de las fuerzas represivas del régimen.

La indignación generalizada se transformó en ira y apuntó directamente al principal responsable histórico y actual de todos los males que sufre el pueblo trabajador paraguayo, la ANR (Asociación Nacional Republicana – Partido Colorado).

Con la consigna de ¡Que se vayan todos! y ¡ANR NUNCA MÁS! centenares de jóvenes marcharon hasta el local del Partido Colorado y decidieron prenderle fuego.

Como era de esperarse, no faltaron sectores de la prensa que han calificado estos hechos cómo “vandálicos”, rehuyendo, debido a intereses de clase, a un análisis más profundo de la verdadera significación política e histórica de este hecho sin precedente en contra del partido colorado, principal responsable del atraso, la pobreza y la corrupción en nuestro país.

Estamos viviendo un momento muy importante de la historia de la lucha por la democracia y en demanda de los más elementales derechos sociales de nuestro pueblo. Estamos luchando por una salud digna, por la seguridad social, por la vida
misma que nos están arrebatando. Derechos que nos niegan porque los mezquinos intereses de la burguesía capitalista se interpone ante la justicia social. La quema del local de los colorados es un símbolo de la rebelión de un pueblo que ya no quiere seguir viviendo en el hambre, la miseria y la muerte, por eso es un hecho simbólico y progresivo.

Seguir con la movilización hasta la destitución del gobierno

La profunda crisis no se ha cerrado, muy por el contrario se ha profundizado, la irresolución de la crisis sanitaria con el aumento de contagios y muertes por falta de infraestructura, medicamentos e insumos es una bomba de tiempo. Por otro lado la falta de respuestas a la ya dramática situación económica de miles de trabajadores que literalmente se empiezan a morir por la falta de una política de subsidio eficiente y por la falta de atención médica en los hospitales colapsados.

Desde el Partido de los trabajadores sostenemos que los jóvenes, los trabajadores y todos los sectores populares debemos seguir movilizados hasta tumbar a este gobierno corrupto y criminal.

Existen opiniones algunas dirigencias sociales y políticas que sostienen que el hecho que se vaya este gobierno “no cambiará nada” y que podría ser incluso peor con el cartismo en el poder. En primer lugar, el cartismo, de alguna forma, nunca dejó el poder, sin embargo esto no es lo importante, lo verdaderamente importante será que un gobierno corrupto y criminal sea tumbado por la acción decidida de las masas en la calle en movilización permanente.

Si logramos esta hazaña, si logramos derrocar este gobierno antipopular y entreguista lograremos un aprendizaje fundamental en la conciencia colectiva y estaremos en mejores condiciones de derrocar cualquier gobierno que no responda a nuestros intereses y de impulsar un proyecto distinto, un proyecto
superior e infinitamente más democrático, un gobierno de los trabajadores, un gobierno socialista.

¡ABAJO EL GOBIERNO CORRUPTO Y CRIMINAL DE MARITO!

¡QUE SE VAYAN TODOS! MARITO, CARTES Y LA MAFIA QUE LOS RODEA!

¡ANR NUNCA MÁS!

¡LIBERTAD INMEDIATA A TODOS LOS PRESOS POR LUCHAR!