El míercoles pasado llegó al país un avión al aeropuerto Silvio Pettirossi, de los más de 100 pasajeros que llegaron desde Miami, cuatro fueron a sus casas a guardar cuarentena porque cumplían los requisitos exigidos como ser mayores de 60 años o tener constancias médicas.

Entre estos cuatro, figuraba el empresario Karim Salum, hermano de Osvaldo Salum, gerente del primer anillo del Grupo Cartes. La Fiscal Teresa Sosa a cargo del procedimiento de control en el aeropuerto supuestamente suprimió de la lista al empresario a pedido de su jefa, la Fiscal General del Estado, Sandra Quiñonez, quien le acercó a través de un guardia de seguridad un certificado médico que indicaba que el mismo tenía enfermedades respiratorias de base para que así Salum vaya directamente a su casa y no al refugio al que van todas las personas a realizar la cuarentena.

A todo eso se suma que el propio Ministro Federico González (Asesor de asuntos Internacionales de la Presidencia de la República) confirmó que fue la Fiscal General del Estado quien le envió una foto del certificado médico en cuestión a través de la red social whatsApp. Y por si todo esto fuera poco, según los agentes de seguridad dijeron que cuando fueron hasta el domicilio de Salum para llevarlo hasta el refugio donde realizan la cuarentena quienes llegan del exterior, sin embargo Salum no se encontraba, violando así la cuarentena.

Cuando la prensa preguntó a la Fiscal Teresa Sosa por qué dejó que Salum no vaya al refugio, ella no tuvo mejor respuesta que decir que por su aspecto ella consideró que tenía 60 años.

Todo esto deja ver las influencias políticas de representantes de la burguesía paraguaya como el ex presidente Horacio Cartes, quien utiliza a sus empleados en el Estado, como la Fiscal General, para quebrantar cualquier disposición con tal de ayudar a los favorecidos por el patrón.

A nadie ya le quedan dudas del sesgo clasista de la justicia burguesa, la que obliga a los ciudadanos comunes a cumplir los mandatos de la ley, la que reprime en los barrios populares y asentamientos campesinos y persigue a todo aquel que cuestione el poder de turno levantando su voz contra las políticas de hambre y miseria.

¡JUICIO POLITICO Y DESTITUCIÓN A LA FISCAL GENERAL SANDRA QUIÑONEZ!

¡INVESTIGACIÓN Y CASTIGO POR TRÁFICO DE INFLUENCIAS CONTRA HORACIO CARTES!

¡PROCESAMIENTO Y DESTITUCIÓN A LA FISCAL TERESA SOSA!

¡IMPUTACIÓN Y CASTIGO YA A KARIM SALUM!

¡CÁRCEL A TODOS ESTOS CORRUPTOS!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here