La situacion de violencia hacia las mujeres en Argentina es escandalosa. Transcurre un femicidio cada 23 horas, según el ultimo informe del Observatorio de Violencias de Genero. En el mes de marzo, una mujer fue asesinada por dia, dejando 67 niños huerfanos. 40% de los asesinatos fueron cometidos por parejas, o ex parejas de las victimas. Y más de la mitad de los casos ocurrieron en sus propias casas.

Por PSTU-Argentina

En lo que va del año, la situación no ha sido diferente. Si bien, el tercer mes de 2019 tuvo el registro mas alto de femicidios, el ultimo año de gobierno de Macri se cobro la vida de 87 mujeres. Lamentablemente no son novedad los índices mencionados. En 2018 hubieron 258 femicidios registrados. Los números producen escalofrios a las trabajadoras y trabajadores, a los y las jóvenes. Pero no hace ni un poco de ruido al Gobierno, que destina $11 de presupuesto por mujer.

Ante esta situación, la agrupación de mujeres Mumalá junto a Argentina Federal presentaron un proyecto de ley #EmergenciaNiUnaMenos, para declarar la emergencia nacional por violencia de genero. Proponen  aumentar el presupuesto, patrocinio jurídico a victimas de violencia, implementacion de la ESI, campañas en los medios masivos de comunicación, entre otras medidas.

La inacción del Gobierno deja en la desolación completa a las mujeres pobres y trabajadoras, que son las que engordan las estadísticas de violencia. Desde 2015 a la fecha, hemos ocupado masivamente las calles, luchado por el aborto legal, impuesto paros a la burocracia sindical, tomado escuelas, para visibilizar y arrancar conquistas que nos permitan salir de este contexto.

Es urgente declarar la Emergencia Nacional por violencia de género, para destinar presupuesto a mujeres en situación de violencia, dejando de pagar la Deuda Externa. Para garantizar asesoría jurídica gratuita, campañas en los medios masivos de comunicación, implementación y ampliación efectiva de Educación Sexual en todos los niveles educativos, clubes y barrios, planes de inserción laboral para mujeres victimas de violencia de género, refugios y todo lo necesario para combatir estas penurias.

Decreto por la emergencia ya!

El proyecto presentado por Mumalá, en este sentido, es insuficiente. No cuestiona los acuerdos con el FMI que dejan en extrema penuria a las mujeres y todo el pueblo trabajador. Del no pago de la deuda es de donde debe salir el presupuesto necesario para combatir la violencia. Sino, es simplemente repartir la miseria de presupuesto destinado a salud, educación y acciones sociales actual.

Por otra parte, Mumalá pertenece a la Campaña por el Derecho al Aborto. Esa dirección, si bien lideró la lucha por la legalización el pasado año, a la hora de la votación en senadores instó a bajar los humos de los miles que estábamos en la calle bajo el frío de agosto. Era necesario redoblar los esfuerzos, obligar al senado a sancionar la ley. Pero prefirieron bajar la cabeza entregando todos los esfuerzos que habíamos construido, y haciendo promesas de que en 2019 lo lograriamos. Aquí estamos, 2019 y las muertes por aborto clandestino continúan. Cómo podemos pensar entonces, que esta ley se logrará sin luchar?

Esa lucha a medias permitió abrirle paso a una contraofensiva reaccionaria de la Iglesia. Que envalentonada por el apoyo de los dirigentes políticos de las cámaras legislativas, ahora quieren que ni siquiera se trate la Educación Sexual en la escuela y obligan a niñas a ser madres. Adónde estan esas iglesias que dicen defender la vida, cuando cientos de mujeres mueren por violencia machista?

Por eso las mujeres trabajadoras y pobres, las jóvenes, no podemos esperar los tiempos legislativos. El momento es ahora, no podemos permitir mas muertes. Mauricio Macri tiene que firmar un decreto de Necesidad y Urgencia para declarar la Emergencia Nacional, el pueblo ya se pronunció en las calles en este aspecto.

Además, las cámaras legislativas ya nos negaron el año pasado el derecho a poder elegir el momento de la maternidad al oponerse a la sanción del aborto seguro, legal y gratuito. No podemos confiar en que en esta instancia fallaran a favor nuestro. La emergencia solo puede ser arrancada en las calles.

¡Si nuestras vidas importan, paro general por nosotras!  Las  centrales sindicales, en el llamado al paro del 30 de abril tienen que incluir esta exigencia y desarrollar un plan de lucha para lograrlo. Es por ese camino que lograremos el presupuesto y todo lo que necesitamos para cambiar esta situación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here